Cómo crear una despensa en espacios reducidos

La despensa se muestra como uno de nuestros mejores aliados a la hora de mantener el orden en la cocina y tener todo organizado. Algo que cuando no se tiene se echa de menos, y mucho, pero que por suerte se puede llevar a cabo con unos buenos sistemas de armarios y con un poco de imaginación.

Evidentemente será más fácil contar con una despensa en condiciones cuando se dispone de una cocina bastante grande, pero si no es así y tu cocina es bastante reducida, no tiene que preocuparte por nada. Nosotros lo sabemos, y por ello a continuación te vamos a dar una serie de consejos para disfrutar de una despensa aun sin espacio.

Consejos para tener una despensa con poco espacio

No necesitarás un espacio muy amplio para poder tener una despensa, de hecho, con una estantería podría ser más que suficiente, siempre y cuando logre aprovechar toda la altura disponible.

También es importante mantener el orden, que al fin y al cabo, debería ser el principal objetivo de toda despensa. Por ello te recomendamos que guardes los alimentos teniendo en cuenta algún criterio, situando aquellos que consumas con más frecuencia en el lugar con un acceso más fácil, mientras que aquellos que únicamente consumes en ocasiones puntuales los dejes para lugares con un acceso más complicado.

En caso de que tu espacio sea muy reducido pero cuentes con columnas, no dudes en aprovecharlas, ya que serán tus mejores aliadas. Te permiten aprovechar toda su altura, ofreciéndote la oportunidad de instalar un armario o una estantería en función de lo que más te guste.

También te recomendamos que sitúes la despensa lo más alejada posible de la entrada, y en la medida de lo posible, lo más cerca de la nevera o frigorífico, ya que de esta manera tendrás cerca todos los alimentos almacenados, tanto los que están a temperatura fría como los de temperatura ambiente.

Hay que destacar que los armarios, los cajones y las gavetas te aportarán múltiples ventajas de cara al almacenaje de los alimentos. Eso sí, es importante que sean resistentes y de las medidas adecuadas. También te recomendamos que cuenten con un sistema autocierre, ya que así serán más cómodos de utilizar y te olvidarás de tener que cerrar las puertas después de su uso.

Así que ya lo sabes, si deseas contar con una despensa, la falta de espacio no debe ser un problema. Toma nota de estos consejos y disfruta de tu despensa.